MORENOS ARRIBA

Muy complicado pinta el futuro político para el PRI a nivel nacional, rumbo al proceso electoral del 2018.

Andrés Manuel López Obrador y su Morena acumulan el mayor porcentaje de preferencias en la encuesta reciente de Grupo Reforma. Una muy buena noticia que celebraron los Morenos de Jalisco, quienes se mantienen totalmente confiados en obtener buenos resultados, aunque vayan solos en las boletas.

“Cualquiera antes que el PRI en la Presidencia del País” pareciera el mensaje contundente del 80% de los ciudadanos encuestados. Casi imposible que una operación de Estado aplaste ese nivel de rechazo, como en el Estado de México.

 

ECOS EN JALISCO

Enredos y confusiones, por decir lo menos, es lo que significa para Jalisco dicha encuesta –siempre tan esperada por los políticos- con respecto a los escenarios de la elección en el 2018.

La idea más generalizada hoy es que sólo una alianza opositora será capaz de competirle a AMLO o al capital político del PRI en lo nacional, pero… acá en el rancho grande llama mucho la atención el 3 por ciento de preferencias de Movimiento Ciudadano. Sí, leyó bien, 3 por ciento a nivel nacional.

¿A poco con ese porcentaje tiene su boleto de entrada a un Frente Amplio Opositor? ¿Ese 3 por ciento servirá a los naranjas para lograr una alianza con el PAN en Jalisco, por la gubernatura?

La encuesta augura más éxito a un frente PAN-PRD, que a Morena, pero ¿A poco los blanquiazules se animarán a ir en alianza con los muchachos del licenciado Raúl Padilla, que comandan el PRD Jalisco?

Ahora bien, si eso es para la clase política, imagínese los enredos con que toparían los electores al momento de tener las boletas en mano, pues recuerde que serán elecciones concurrentes:

¿Alianza PAN-MC para gobernador? ¿Alianza PAN-PRD para algunas presidencias municipales? ¿Para diputados locales cada partido irá solito?… y todavía faltan las boletas para diputados federales y senadores. ¡Ufff!

 

JALÓN DE OREJAS

La llamada de atención –según la cuentan enterados panistas- del dirigente nacional, Ricardo Anaya a Miguel Ángel Martínez Espinosa para que deje de andar hablando en contra de las alianzas, está más que vigente. Esa posibilidad tendrá que ser revisada para ver si optan por el color naranja o el amarillo… ¡o ambos!

Palabras más, palabras menos, cuando anduvo por Jalisco Anaya le advirtió que lea las letras chiquitas de la reglamentación panista ¡… y lleva mano la dirigencia nacional!

Y ante el pretexto de que son los ex Gobernadores quienes no quieren ir aliados con otro partido, Anaya mandó decir que ya tuvieron su momento para ejercer el poder y que en ningún lugar está escrito que deben tenerlo de manera perpetua. ¡Upps!

Por lo pronto, el líder de los albiazules de Jalisco debiera proponerse hacer una primera gran alianza: una incluyente y representativa de todos los panistas locales, para que no siga quedando como el títere del grupo de Eduardo Rosales, Jorge Salinas y los hermanos Cortés, y relegando a las pocas figuras políticas que hoy tienen en cargos de elección popular como el Senador Chema Martínez, diputados y regidores metropolitanos.

 

LAS ALIANZAS DE URIBE

Parece que el buen manejo político del Alcalde de Tlajomulco, Alberto Uribe, le está dando buenos resultados.

No sólo es capaz de tender puentes de diálogo con el priista Arturo Zamora, también ha construido una buena relación de trabajo con el grupo político del regidor de oposición Gerardo Quirino.

Tan buena, dicen, que los colaboradores de los Quirino (padre e hijo) ya se están organizando para salir a apoyar con todo a Uribe en el ejercicio de ratificación de mandato al que someterán en agosto los alcalde naranjas.

Y es que el Alcalde de Tlajo busca otra medallita política: destacar como el mejor de los presidentes metropolitanos de MC. ¡Seguro, de algo le servirán!