Balón en la Red: Base de la Selección Mexicana

Fuente: César Huerta

cesar huerta

Habría que remontarnos muchos años atrás para encontrar algo más o menos parecido. En 2005, Ricardo Antonio La Volpe convocó cinco jugadores del Guadalajara a la Selección Mexicana que disputó la Copa Confederaciones de Alemania. Cinco años más tarde, para el Mundial de Sudáfrica, Javier Aguirre llevó la misma cantidad de rojiblancos. Pero después comenzó la época oscura del Rebaño Sagrado.

El proyecto de dar oportunidad a los jugadores de fuerzas de Chivas alcanzó su cúspide al disputar la Final de la Copa Libertadores de 2010. Luego de eso, cuesta abajo. Pésimas temporadas hasta involucrarse en problemas de descenso. Las malas actuaciones del equipo, por supuesto, repercutieron en las convocatorias de Selección, a tal grado que para el Mundial de Brasil 2014, Miguel Herrera entregó una lista de 23 jugadores sin un solo elemento del cuadro tapatío.

Con la llegada del técnico Matías Almeyda, han venido refuerzos de calidad probada y algunos jóvenes han elevado su nivel de forma importante. Hoy se está lejos del riesgo de perder la categoría y el equipo marcha quinto en la clasificación del Apertura 2016. Consecuencia: hay seis jugadores del Rebaño Sagrado en la última convocatoria de Juan Carlos Osorio para los amistosos frente a Nueva Zelanda y Panamá.

Más de alguno dirá: “Son dos partidos moleros, así qué chiste”. Pero es en esa clase de duelos donde los futbolistas demuestran su deseo de ganarse un lugar en las convocatorias para compromisos trascendentales. Y otros dirán: “Qué barata está la Selección, ya cualquiera va”. Pero para el Guadalajara, sin importar la clase de encuentro que se trate, siempre será importante saberse base de un representativo nacional.

Y es que una convocatoria, como dijo Matías Almeyda, “nadie te la regala”. En el caso de los seis llamados de Chivas eso aplica para la mayoría. Desde que se adueñó de la titularidad, Rodolfo Cota ha cumplido con actuaciones sobresalientes y es probablemente el portero de mejor momento en la Liga MX. La oportunidad en el Tri la pedía a gritos y es merecida ahora que se presenta.

De Orbelín Pineda e Isaac Brizuela no hay duda. Su presente futbolístico es brillante y la mejor prueba está en su actuación del sábado ante Morelia. Ambos dieron un partidazo y fueron determinantes para la victoria del Guadalajara por 2-1, como local. A lo largo del torneo han tenido regularidad. Su aparición en la nómina del colombiano Osorio está libre de cuestionamientos.

Lo de Alan Pulido es un caso que se trata aparte. Recién acaba de llegar al Rebaño Sagrado como el refuerzo más caro en la historia del futbol mexicano. En muy pocas apariciones ya suma dos goles en Liga y uno en Copa MX. Pero la convocatoria obedece a otras razones. Tras terminar el pleito con Tigres, se ha levantado el “veto” que nunca fue anunciado públicamente, pero que sí se ejercía sobre él. Osorio desea verlo de cerca, conocer su actitud y darse cuenta de su madurez para considerarlo en el futuro próximo.

Las únicas dudas razonables podrían aparecer sobre los centrales de Chivas que han sido llamados. Oswaldo Alanís viene de una larguísima recuperación. Ha disputado partidos de Copa MX, pero en la Liga hace más de 10 meses que no disputa un encuentro. Se lesionó estando con la Selección y hoy pareciera que invitarlo obedece a una especie de disculpa por lo ocurrido en el pasado.

Y finalmente, está Hedgardo Marín. La salida de Carlos Salcedo le abrió las puertas de la titularidad a un joven que estaba condenado a jugar la Copa MX y nada más. Ha cumplido con buenas actuaciones y aunque tiene procesos en todas las selecciones menores, pareciera que es demasiado pronto para llevarlo a la mayor. De él dependerá aprovechar la oportunidad.

Cada caso puede debatirse por separado. Pero una cosa es cierta: que aparezcan seis rojiblancos en un Tri mayor y haya otros en lista de espera levantando la mano (como Michael Pérez y Jesús Sánchez), aunque sea para partidos “moleros”, sólo puede ser reflejo del buen momento que vive Chivas. Y eso para la institución es importante, pues hace muchos años que el Rebaño Sagrado no era base de la Selección Mexicana.

›› Regresar a la Página Anterior