Balón en la Red: El respeto de Matías al ‘Chelo’

Fuente: César Huerta

cesar huerta

Cuando fue contratado Alan Pulido, en una operación histórica, surgió de inmediato la pregunta: ¿dónde lo colocará Matías Almeyda? El Guadalajara atravesaba por un buen momento futbolístico. Su estilo se había afinado en el transcurrir de un año desde la llegada del técnico argentino. La idea se veía ya en la cancha. Y los resultados se estaban dando. Entonces, ¿cómo acomodar al hombre de los 15 millones de dólares?

En el esquema táctico del “Pelado” sólo había lugar para un 9 natural. Su sistema funcionaba bien así, con tres hombres de ataque: sólo uno por el centro y dos abiertos por los costados. Detrás del centro delantero, un encargado de la creación, ya fuera Carlos “Gullit” Peña o la “Chofis” Javier Eduardo López, dependiendo del nivel que mostrara cada uno durante los entrenamientos.

Y justo cuando parecía que todo empezaba a desempeñarse como debía, José Luis Higuera convenció a Pulido, después de varios intentos, de darle el “sí” al Rebaño Sagrado. No hace falta una imposición por parte del dueño de un club. Cualquier entrenador entiende, porque es natural, que si la institución hace la inversión más grande de su historia es para que el futbolista esté en la cancha, no en la banca.

Así, comenzó la encrucijada para Matías Almeyda. Le dio unos días de adaptación. Lo hizo ingresar de cambio. Marcó un par de goles viniendo desde el banquillo (uno en Copa y otro en Liga). Había llegado el momento de buscarle un lugar dentro del 11 inicial. Lo más sencillo habría “sacrificar” a Ángel Zaldívar para colocar en su lugar a Pulido, manteniendo así el parado táctico que venía funcionando.

Pero el “Chelo” había hecho las cosas bien. Había respondido a la confianza que el técnico le brindó. Se había ganado el respeto. Para entender lo que Zaldívar aporta a Chivas hace falta ver mucho más que sus estadísticas goleadoras. En realidad, frente al arco rival no había tenido demasiada suerte. La definición es algo que todavía puede pulir. Pero su trabajo en el césped es lo que muchos entrenadores piden.

Ángel es un tipo disciplinado tácticamente. Verlo por televisión ofrece una perspectiva muy limitada de su labor. Pues las cámaras, como niños de primaria, corren detrás del balón. A la vista de los espectadores está sólo lo que ocurre con esférico de por medio. Y el trabajo que realiza Zaldívar cuando no tiene la redonda en sus pies es muy valioso. Porque el futbol, aunque muchos lo ignoren, también se juega sin pelota.

Esa labor de generar espacios, de atraer marcas, de retener el balón en campo contrario, de servir como poste, de presionar la salida del adversario, de apoyar en la recuperación y de pelear hasta las pelotas que parecen imposibles es algo que el “Chelo” hace cada partido. Y eso le ha valido no sólo el respeto de Matías Almeyda, sino hasta un llamado a Selección mayor.

El “Pelado” es un tipo leal. Se la juega con quienes lo apoyan como intérpretes de su futbol. Por eso, no podía darle la espalda. Decidió modificar. El esquema cambia cuando hay dos nueves naturales en la cancha. Lo estrenó como local, frente a Tigres. Derrota de 1-0 y pocas opciones de gol. Muy pocas. Contra Veracruz se generó más. Victoria por 1-0. Y ante Morelia parece que el entendimiento empezó a darse por fin. Triunfo de 2-1.

¿Ha habido progreso? Claro que sí. ¿Por qué? Porque el “Chelo” ha comprendido su nuevo rol, ya no como el que culmina las acciones, sino como un buen acompañante que tendrá también, como es lógico, sus momentos frente al arco. Eso es lo que cualquier técnico espera de sus jugadores: disciplina táctica. Y eso es lo que a cualquier futbolista le vale el respaldo de su entrenador.

La idea de buscar permanentemente el arco contrario permanece intacta. Es parte de una filosofía inquebrantable del estratega argentino. Pero cuando alguien diga que el “Pelado” cambió su forma de parar al equipo por la llegada de Alan Pulido, tal vez convendría pensarlo una vez más. Si modificó, ha sido por el respeto que Ángel Zaldívar se ganó en el césped.

›› Regresar a la Página Anterior