Un santuario prehispánico de aproximadamente tres mil 500 años fue encontrado en un descampado de un barrio popular en la ciudad de Lima, Perú.

Tras el hallazgo, arqueólogos desentierran sus muros con diseños que muestran rasgos felinos en barro de varios colores.

El santuario tiene forma de “U”, y cuenta con una extensión de alrededor de 22 hectáreas.